Tu Espacio También On Line

cartas

«Escribir viene a ser lo contrario de hablar; se habla por necesidad momentánea inmediata y al hablar nos hacemos prisioneros de lo que hemos pronunciado, mientras que en el escribir se halla liberación y perdurabilidad —solo se encuentra liberación cuando arribamos a algo permanente—.» María Zambrano.

Hace un par de años alguien me escribió por correo postal. Se llamaba Lou y en sus letras dejaba traslucir una honda desesperación por su hija adolescente: quería echarla de casa si alguien no lo remediaba. Fue la primera consulta que recibí en aquellas, llamémoslas «extrañas» condiciones, en una época donde la gente se acercaba a mí vía telefónica. El caso era harto complicado y, sinceramente, no sabía ni por donde agarrarlo. Lou me dejó una dirección de e-mail. Sin perder tiempo o dudarlo me puse en contacto con ella. Tras el primer correo se sucedieron unos cuantos más. Lou se sentía contenta pues nunca albergó esperanzas de que contestara aquella carta o le enviara ningún e-mail. Por fortuna, con unas cuantas recomendaciones, cariño y una buena disposición por ambas partes, la sangre no llegó al río; aunque quedó abierta la posibilidad de que su hija acudiera a consulta si en algún momento la situación empeoraba de nuevo. No hizo falta…

A día de hoy, puedo deciros orgullosa que aquella fue mi primera consulta on-line, sin ninguna clase de preparación y con medios mucho más precarios. Pero salió adelante de una forma que, por aquel entonces, jamás habría imaginado. Con amor por tu trabajo y buena voluntad para ejercerlo, todo es posible…

Internet nos ha desplegado un mundo que, usado de manera correcta, nos abre muchísimas posibilidades de actuación, otras vías para ejercer nuestra profesión sin que la atención pierda ni un ápice de calidad. Es cierto que nos hemos acostumbrado al calor de las consultas presenciales, a la comunicación verbal, a la mirada, a la sintonía paciente-terapeuta. Sin embargo, he podido comprobar (en muchas ocasiones) como la palabra escrita es doblemente más eficaz y sanadora que la hablada. Es una magnífica aliada de trabajo que debemos aprovechar. Algunos escritores, filósofos y pensadores del lenguaje creen que lo escrito tiende puentes hacia algo infinito, inacabable. Lo que hablamos, muchas veces, se estrella contra el muro de la incomprensión, de las frases hechas, de los tópicos o de las falsas creencias. Y en lugar de ser un lenitivo se convierte en punta de lanza para el consuelo o calor humanos.

¿Cómo funciona el trabajo «on-line»?

Existen tres posibilidades:

1.- Consulta y Orientación por e-mail. Estas consultas no siempre derivan de forma necesaria en una terapia, o no tienen por qué hacerlo. Pueden ser:

Un primer contacto para desarrollar algo más duradero como una terapia presencial o un tratamiento vía Skype. La orientación o terapia por Skype es muy recomendable para aquellas personas que por diversos y variados motivos no pueden desplazarse físicamente a la consulta: residencia fuera de España, viajes, reciente maternidad, horarios laborales complicados y fobias diversas que le impidan acudir a la consulta.

Un intercambio de correos para ofrecer soluciones a problemas más sencillos o cuestiones puntuales (recomendaciones en casos agudos) que requieran la opinión de un experto. Mi trabajo es totalmente individualizado, cada persona es un micro universo que merece ser tratada de forma única. No hay respuestas estandarizadas como ya se hace en muchos sitios. Una crisis de pánico, por ejemplo, es distinta en cada uno de nosotros, existe una gama infinita de matices respecto a la forma de contarlo, sentirlo y vivenciarlo. Aquí podríamos situar el caso de Lou, la persona de la que os hablé al principio, fueron suficientes unos cuantos correos para restaurar la normalidad familiar.

Mini terapias o terapias más breves, sin olvidar que las soluciones, recomendaciones o respuestas que se ofrezcan por e-mail son solo de asesoramiento. Problemas más graves, confusos o complicados requerirán de un tratamiento terapéutico presencial o vía Skype.

Con las consultas por e-mail conseguimos reducir (en un primer momento) esa angustia que se genera cuando no hemos logrado solucionar solos, o con ayuda de amigos y familiares, determinados problemas o crisis vitales. El punto de vista de un profesional con conocimiento y experiencia sobre lo que te aqueja, constituye un primer abordaje de las dificultades ante las que te sientes indefenso, frustrado e impotente.

No olvides exponer tu consulta de manera clara y detallada. Como ya he dicho antes, el solo hecho de escribir, ordenar ideas y reflexionar sobre ellas es tremendamente sanador y nos sitúa más cerca de la solución. En el contacto presencial, las primeras consultas suelen ser más caóticas, ya que la persona está nerviosa y le cuesta ordenar sus pensamientos con calma. El correo nos ofrece la posibilidad de expresar nuestros sentimientos, estados de ánimo más profundos o describir situaciones de forma más precisa con todo el tiempo y tranquilidad que necesitemos.

icono-buzon

Si deseas más información sobre funcionamiento, precios y forma de pago de las Consultas por E-Mail HAZ CLICK AQUÍ o en la pestaña «Sanar On-Line» que figura en la cabecera del blog.

2.- Consulta y Orientación por teléfono:

Hay personas que siguen optando por la inmediatez que proporciona una llamada telefónica. A veces basta con escuchar una voz cálida y sugerente para empezar a unir nuestros cabos otra vez. En aquellos momentos tensos donde los nervios te impidan sentarte a escribir un correo, no lo dudes, pulsa las nueve cifras que te reconfortarán y aliviarán en un primer momento. Para problemas puntuales, será suficiente con una llamada. Otras personas necesitarán varias para encauzar la situación conflictiva. Quizás el primer contacto telefónico derive en  un intercambio de correos, una terapia presencial o algunas sesiones por Skype. En cualquier caso y como puedes observar, las posibilidades para ayudarte son variadas y todas altamente eficaces.

Si deseas más información sobre funcionamiento, precios y forma de pago de las Consultas Telefónicas HAZ CLICK AQUÍ o en la pestaña «Sanar On-Line» que figura en la cabecera del blog.

3.- Orientación y terapia por Skype:

Esta modalidad de atención está indicada para aquellas circunstancias que, por su complejidad y tipo de problema, requieran un tratamiento u orientaciones con otras características más detalladas o pausadas. En este caso la persona no puede/ no desea asistir a consulta, no puede/no desea escribir un correo o no puede/no desea el contacto telefónico. El chat por Skype desarrolla las sesiones en directo muy similar a como se sucederían de forma presencial. Nos permite instaurar, fijar y seguir unas pautas de manera idéntica a la consulta presencial.

¿En qué casos/situaciones se recomienda el Skype?

—Si resides fuera de mi provincia o de España.

—Si ya hemos iniciado una terapia presencial y tienes que viajar o trasladarte a otro lugar por una temporada o de forma indefinida.

—Si estás con una baja laboral: esguinces, luxaciones, dolores diversos, etc.

—Has sido mamá hace poco.

—Horarios laborales complicados e incompatibles.

—Dificultades anímicas y emocionales que te impiden acudir a la consulta: fobias diversas, ansiedad aguda, depresión, etc.

Si deseas más información sobre funcionamiento, precios y forma de pago de la Orientación y Terapias vía Skype HAZ CLICK AQUÍ o en la pestaña «Sanar On-Line» que figura en la cabecera del blog.

Autor de este artículo: Mar Cano. Psicóloga de “Tu Espacio para Sanar”, Logopeda y Escritora. 
Imágenes: gentileza de “Google Imágenes”, desconocemos sus autores.
Safe Creative #1310298897138
¿Te ha resultado útil este artículo? El Blog de Tu Espacio para Sanar acepta donaciones, cualquier aporte es bienvenido. ¡Muchas gracias!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AlphaOmega Captcha Classica  –  Enter Security Code